Factura Electrónica: el turno es de las PYMES

Este 1 de agosto vence el plazo indicado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) para que pequeñas y medianas empresas adopten Facturación Electrónica, sumándose a la forma de operar que a febrero de 2018 se habrá masificado en el país, contemplando la incorporación de todas las empresas al nuevo formato.

¿Cuáles son las empresas llamadas a facturar electrónicamente este 1 de agosto?

Las empresas que al 1 de agosto deben comenzar a emitir documentación tributaria en forma electrónica son las medianas y pequeñas empresas de sectores urbanos, cuyos ingresos superen las  2.400 UF y no excedan las 100.000 UF.

Al incorporar factura electrónica a sus operaciones las PYMES comienzan a operar con la seguridad otorgada por el “Certificado Digital”, que es el mecanismo  que garantiza la validez tributaria de los documentos, convirtiéndose en comprobantes de pago autorizados por SII.  Como consecuencia, al emitir facturas electrónicas, la operación se ve beneficiada con mayor control para cuentas por pagar y cobrar, ahorro de recursos y costos operacionales de timbraje, envío y administración de documentos.

¿Cómo hacer el cambio?

Para dar este paso es necesario evaluar los beneficios de la solución de factura electrónica que se desee incorporar. En el caso de optar por sistema de mercado (si es que las operaciones de la empresa requieren el apoyo de un especialista) experiencia, tecnología y soporte son aspectos claves para tomar una decisión que marque la diferencia, haciendo de este cambio, un proceso fácil, sencillo y rápido.